Meteorito Esquel


Nuestra ciudad patagónica de Esquel, es bien conocida entre los científicos debido a un gran meteorito que fue descubierto por un granjero en el año 1951 y que más tarde fue, acertadamente, llamado Esquel. Se calcula que esta masa, que pesó alrededor de 1.500 kilos, tiene una data de más de cuatro mil millones de años, lo que lo convierte en uno de los meteoritos más antiguos encontrados. Resultó ser un altamente estable meteorito ferroso de tipo rocoso (pallasita) que cuando es cortado, se pueden ver cristales olivinos amarillos brillantes. Todavía es posible comprar un pedazo de este meteorito, además hay muchos vendedores que ofrecen diferentes piezas de distintos tamaños en los siguientes sitios:


www.meteoriteman.com
www.carionminerals.com
www.meteorites-for-sale-meteorite-sales.com

Meteoritos en 2012 segun los Mayas.

• El 21 de diciembre de 2012 supondrá la terminación de un ciclo según el antiguo calendario maya, una fecha profética que para los agoreros del siglo XXI y para Hollywood predice el apocalipsis de la civilización.

• Grandes terremotos, una alteración radical del clima, guerras masivas, O EL IMPACTO DE UN ASTEROIDE COMO EL QUE CAUSÓ LA EXTINCIÓN DE LOS DINOSAURIOS son los desencadenantes más populares que supuestamente acabarán con la sociedad tal y como la conocemos.
Historias que motivaron a Columbia Pictures a realizar "2012", nueva película de catástrofes del director Roland Emmerich ("The Day After Tomorrow", 2004, "Independence Day", 1996).

• La fecha coincidiría con una alineación de de los planetas del Sistema Solar, algo de mal augurio, según la creencia popular. El sombrío escenario se basa en afirmaciones de que el fin del mundo llegará cuando un oscuro 'Planeta X', también llamado Nibiru y presuntamente descubierto por los sumerios, choque con la Tierra..

• Algunos sitios de internet acusan a la NASA de esconder la verdad, pero la agencia espacial estadounidense calificó estas historias de de un "engaño en internet". "No hay evidencia factual para estas afirmaciones", indicó la NASA en su sitio web.

• La NASA ha negado que el mundo se termine el 21 de diciembre de 2012, ya que "si esa posibilidad de colisión fuera real, los astrónomos habrían detectado ese objeto "al menos durante la última década, y ahora sería visible a simple vista".

Meteorito en URSS en 1927

El bólido —de unos 80 m de diámetro y probablemente rocoso— detonó en el aire. La explosión fue detectada por numerosas estaciones sismográficas y hasta por una estación barográfica en el Reino Unido debido a las fluctuaciones en la Presión atmosferica que produjo. Incendió y derribó árboles en un área de 2150 km², rompiendo ventanas y haciendo caer a la gente al suelo a 400 km de distancia. Durante varios días, las noches eran tan brillantes en partes de Rusia y Europa que se podía leer tras la puesta de sol sin necesidad de luz artificial. En los Estados Unidos, los observatorios del Monte Wilson y el Astrofísico del Smithsonian observaron una reducción en la transparencia atmosférica de varios meses de duración, en lo que se considera el primer indicio de este tipo asociado a explosiones de alta potencia.

La energía liberada se ha establecido, mediante el estudio del área de aniquilación, en aproximadamente 10 o 15 megatones. Si hubiese explotado sobre zona habitada, se habría producido una masacre de enormes dimensiones. Según testimonios de la población Tungus —la Etnia local nómada de origen mongol dedicado al pastoreo de renos— que lo vio caer, «brillaba como el Sol». Informes del distrito de Kansk (a 600 Km del impacto), describieron sucesos tales como barqueros precipitados al agua y caballos derribados por la onda de choque, mientras las casas temblaban y en los estantes los objetos de loza se rompían. El maquinista del ferrocarril Transiveriano detuvo su tren temiendo un descarrilamiento, al notar que vibraban tanto los vagones como los rieles.

¿Cada cuanto piensas que cae un meteorito?

¿Que piensas acerca de la suposición maya?

Loading...

Meteoro en la Era Cretácica - Terciaria.

La extinción masiva del Cretácico-Terciario fue un período de extinciones masivas de especies hace aproximadamente 65 millones de años. Corresponde al final del periodo Cretácico y el principio del período Terciario. También se le conoce como extinción masiva del límite K/T (del alemán Kreide/Tertiär Grenze), para señalar la frontera entre el Cretácico-Terciario.
No se conoce la duración de este evento. Cerca del 50% de los géneros biológicos desaparecieron, entre ellos la mayoría de los dinosaurios. Se han propuesto muchas explicaciones a este fenómeno; la más aceptada es que fue el resultado del impacto de un meteoro sobre la Tierra de un objeto proveniente del espacio.

Meteoros como fuente científica.

Foto: U. TorontoExisten millones de rocas flotando en el espacio, impactando a veces contra la superficie de astros como por ejemplo la Tierra. Tal como señala Kim Tait, profesora de geología en la Universidad de Toronto, esas piedras son trocitos de cosmos que van a parar a nuestras manos y que pueden contarnos secretos sobre el universo.
A pesar de que la atmósfera usualmente protege a la Tierra de todos esos pedruscos cósmicos, cuando no lo hace, especialistas como Tait obtienen provecho de ello, pues los meteoritos que consiguen alcanzar la superficie terrestre llevan consigo pistas del pasado. Han sido encontrados aproximadamente 30.000 meteoritos en la Tierra. El Museo Real de Ontario alberga cerca de 2.300 fragmentos. Es la segunda colección más grande en Canadá.

Los meteoritos preservan las evidencias de las primeras etapas de la formación del sistema solar, el cual tiene cerca de 4.600 millones de años.

"Para la historia de las etapas más tempranas, desde su origen hasta sus primeros 50 millones de años, encontramos pistas sobre la formación y la evolución de varios cuerpos del sistema solar preservadas sólo en meteoritos, porque los planetas que ya han evolucionado como la Tierra han reciclado su corteza", explica Gopalan Srinivasan de la citada universidad.

Los meteoritos también pueden ayudar a explicar la composición química primaria de toda la Tierra y la formación del sistema Tierra-Luna.

Y, por supuesto, cada meteorito tiene una historia.

Bajo la supervisión de Tait, la investigadora Katrina van Drongelen está escribiendo la historia de un "meteorito desconocido"; desconocido en el sentido de que la piedra de 7,5 kilogramos aún no ha sido estudiada o clasificada formalmente.

Ella está utilizando varias técnicas para caracterizar este meteorito, incluyendo un microscopio especial para examinar texturas y un equipamiento para detectar los cambios químicos producidos como consecuencia de alteraciones térmicas.





La colección del Museo Real de Ontario es un recurso científico importante. La importancia auténtica de esta colección de meteoritos no radica en el tamaño de los mismos, sino en su calidad. Esta colección contiene el mayor porcentaje de los tipos más raros de meteoritos. En ella figuran, por ejemplo, una piedra de Marte y una piedra lunar de 1,1 kilogramos, el meteorito lunar más grande del mundo que esté en exhibición.

La "joya de la corona" de la colección es el meteorito del Lago Tagish. Es especial por varias razones.

El meteorito del Lago Tagish pertenece a una de las clases más raras de meteoritos ricos en carbono, los cuales son ricos en compuestos orgánicos. Contiene compuestos químicos basados en el carbono y minerales que datan de los inicios del sistema solar; algunos podrían ser incluso anteriores al nacimiento del Sol como estrella.

El meteorito del Lago Tagish tiene, definitivamente, algunas moléculas orgánicas peculiares que podrían brindar pistas sobre la historia molecular orgánica de la evolución en la nebulosa de la que se formó el Sol.

Meteoritos

Un aerolito (Aeros, aire; Litos, piedra) o meteorito es un meteoroide que alcanza la superficie de un planeta debido a que no se desintegra por completo en su atmósfera.

Al entrar en contacto con la atmósfera, la fricción el aire causa que el meteoroide se caliente, y entonces entra en ignición emitiendo luz y formando un meteoro,bola de fuego o estrella fugaz. Se denominará bólido aquellos meteoros cuya luminosidad sea superior a la del Planeta Venus (magnitud -4).

Generalmente, un meteorito en la superficie de cualquier cuerpo celeste es un objeto que ha venido desde otra parte del espacio. Los meteoritos también se han encontrado en la Luna y Marte.

Los meteoritos que se logran recuperar después de ser observados durante su tránsito en la atmósfera son llamados caídas. El resto de los meteoritos se conocen como hallazgos. A la fecha (mediados de 2006), existen aproximadamente 1050 caídas atestiguadas que produjeron especímenes en las diversas colecciones del mundo. En contraste, existen más de 31.000 hallazgos de meteoritos bien documentados.

El término meteoro proviene del griego meteoron, que significa fenómeno en el cielo. Se emplea para describir el destello luminoso producido por la caida de la materia que existe en el sistema solar sobre la atmósfera terrestre lo que da lugar a una incandescencia temporal resultado de la fricción atmosférica. Esto ocurre generalmente a alturas entre 80 y 110 kilómetros (50 a 68 millas) sobre la superficie de la Tierra. Este término se emplea también en la palabra meteoroide con la que nos referimos a la propia partícula sin ninguna relación con el fenómeno que produce cuando entra en la atmósfera de la Tierra. Un meteoroide es materia que gira alrededor del Sol o cualquier objeto del espacio interplanetario que es demasiado pequeño para ser considerado como un asteroide o un cometa. Las partículas que son más pequeñas todavía reciben el nombre de micrometeoroide o granos de polvo estelar, lo que incluye cualquier materia interestelar que pudiera entrar en el sistema solar. Un meteorito es un meteoroide que alcanza la superficie de la Tierra sin que se haya vaporizado completamente.

Los meteoritos se nombran siempre como el lugar en donde fueron encontrados, generalmente una ciudad próxima o alguna característica geográfica. En los casos donde muchos meteoritos son encontrados en un mismo lugar, el nombre puede ser seguido por un número o una letra (ejemplo: Allan Hills 84001 o Dimmitt (b)).

Tradicionalmente los meteoritos se han dividido en tres amplias categorías:

  1. los meteoritos pedregosos (rocas), integradas principalmente por los minerales de silicato;
  2. los meteoritos metálicos (hierro), se componen en gran parte de hierro-níquel;
  3. y, los meteoritos pedregosos con hierro, que contienen grandes cantidades de material metálico y rocoso.
Los modernos esquemas de clasificación dividen los meteoritos en grupos según su estructura, composición química e isotópica, y mineralogía.